El operador local

El operador local

Los operadores locales de telecomunicaciones son pymes que se encuentran dispersas por todo el territorio nacional. Se trata de empresas de alto nivel tecnológico, implantadas por lo general en municipios de menos de 50.000 habitantes a los que llevan servicios de Internet, telefonía móvil y fija y contenidos televisivos –el llamado cuádruple play–.

 

Andalucía, Murcia, Valencia, Cataluña y Extremadura son las comunidades autónomas con mayor presencia de estas compañías, que además también están presentes en otros territorios como Castilla La Mancha, Aragón o la ciudad autónoma de Melilla.

 

Características:

  • Innovación continua
  • La calidad de sus servicios,
  • La comunicación constante y fluida con el cliente
  • La inmediatez a la hora de responder ante cualquier incidencia
  • Fuerte implicación en la vida de las localidades en las que se encuentran implantadas, y de las que empresarios y empleados son vecinos.

El operador local de telecomunicaciones nace hace más de 30 años en España de la mano del cable histórico y en la actualidad es un importante activo para la transformación digital de la sociedad española.

 

Tener conexión a internet permite a la ciudadanía incorporar el uso de las nuevas tecnologías a su día a día, a que jóvenes y adultos desarrollen sus capacidades digitales, además de contribuir a que las empresas puedan competir en un mundo globalizado.

 

En definitiva, el operador local es un agente activo en el impulso de una sociedad digitalizada y conectada, uno de los objetivos prioritarios de la UE, abriendo nuevas formas generación de riqueza y logrando fijar la población al territorio.