Aotec, en la presentación del Observatorio Nacional de 5G

Aotec, en la presentación del Observatorio Nacional de 5G

El Observatorio Nacional de 5G, que tendrá sede compartida entre Madrid y Barcelona y recibirá en sus tres primeros años de funcionamiento una inversión de 1,5 millones de euros, realizará estudios e informes relacionados con la tecnología, sus nuevos usos y su impacto potencial en la sociedad y la economía, e incentivará la colaboración público-privada y del sector investigador. Al acto de presentación del nuevo organismo acudió el presidente de la Asociación Nacional de Operadores de Telecomunicaciones (AOTEC), Antonio García Vidal, que representó a las pymes del sector tecnológico.

Entre las actividades que organizará el Observatorio Nacional del 5G está prevista la organización de un evento con carácter anual para la difusión de la tecnología orientado a su aplicabilidad en sectores productivos; un evento se combinará con jornadas, cursos online y talleres para impulsar la capacitación y la formación en las tecnologías de quinta generación.

El Observatorio nace a través de un convenio rubricado por el Ministerio de Economía y Empresa, a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital, Red.es y la Fundación Mobile World Capital Barcelona. Asimismo, podrán adherirse al convenio otras instituciones, fundaciones o empresas, públicas o privadas, que compartan el objetivo de fomentar el despliegue 5G en España, compartiendo experiencias y fomentando la estandarización e innovación.

Según las estimaciones que baraja la Comisión Europea, los beneficios de introducir la tecnología 5G en cuatro sectores productivos (Automoción, Salud, Transporte y Utilities) aumentarán progresivamente hasta alcanzar los 62.500 millones de euros anuales en la Unión Europea, en el año 2025. Si se considera también el impacto económico de la mejora en eficiencia de las ciudades, los hogares y los centros de trabajo, los beneficios totales anuales esperados ascenderían a 113.000 millones de euros. Este crecimiento, además, se traduciría en 2,4 millones de puestos de trabajo en la UE.